Saca las espinas de tu pescado sólo con un cuchillo y una tabla

Coloca el pescado limpio, de costado, sobre una tabla e identifica en dónde comienza la espina central, ya sea por la cabeza o por la cola, y con un buen cuchillo, atraviesa la parte de abajo, entre la espina y la carne.

Desliza suave, pero firmemente (siempre pegado a la espina con cuidado de cortar la carne) y repite el proceso por el otro lado del pescado.

Para quitar las espinas restantes, dobla un poco del filete hacia un lado, de manera que despunten algunas espinas, mete el cuchillo entre ellas y separa de la carne. Repite cuantas veces sea necesario.

No Comments Yet

Comments are closed